Los fondos de inversión son considerablemente más baratos

Los inversores pueden esperar con interés la posibilidad de reducir aún más las comisiones de los fondos. La tendencia a la baja de los precios continuará”, dijo Thomas Richter, director gerente de la asociación de fondos de las Islas Vírgenes Británicas y, por lo tanto, el representante más alto de las compañías de inversión en Alemania. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Richter no quería ser fijado en un número concreto.

Entre bastidores en la industria, se puede escuchar que a medio plazo, sólo se puede cobrar una comisión anual del 1,0 por ciento por un fondo de renta variable gestionado activamente. Eso sería un 33 por ciento de descuento comparado con el nivel actual. En la actualidad, un inversor paga una media del 1,5 por ciento anual a la sociedad de fondos por un fondo de renta variable lanzado en Alemania.

La diferencia entre el 1,5% y el 1,0% es considerable. Suponiendo que hace 20 años, un inversor invirtió una suma única de 10.000 euros en un fondo con valores estándar alemanes como los que figuran en el Dax. Con una cuota anual del 1,5 por ciento, habría resultado en 23.789 euros hasta la fecha.

El efecto de interés compuesto trae miles de personas

El cálculo se basó en un aumento anual del valor del seis por ciento, que el DAX muestra para el período comprendido entre principios de 1998 y finales de 2017. Si el inversor tuviera sólo el 1,0 por ciento en lugar del 1,5 por ciento de sus ahorros cada año, ahora tendría 26.281 euros – es decir, 2500 euros más.

Los matemáticos explican el efecto del interés compuesto. Como hay más dinero disponible para ahorrar cada año con tarifas más bajas, se puede ganar más dinero cada año. Por lo tanto, el nivel de las comisiones es importante para los inversores.

En el caso de tasas aún más elevadas, como se denominan en la práctica, la diferencia entre tener y no tener es mayor. Si las tasas suman un 2,0 por ciento anual, la cifra después de 20 años es de 21.533 euros. Con un fondo del 0,5 por ciento, en cambio, es de 29.033 euros.

No se tuvo en cuenta la carga inicial única sobre las compras de fondos y los costes de la cuenta corriente de custodia. Ambas posiciones pueden reducir adicionalmente el rendimiento. El importe depende del banco a través del cual se compre el fondo. Si bien muchos bancos sucursales han avanzado considerablemente en este sentido, los bancos directos tienen al menos una carga inicial reducida, por regla general la cuenta de custodia se gestiona gratuitamente.

Los fondos indexados aumentan en Alemania

Hay dos razones por las que los inversores tendrán que ahorrar más en el futuro:”La presión es ejercida por la competencia y la regulación”, dice el representante de las Islas Vírgenes Británicas, Richter. Por “competencia” se refiere sobre todo a los fondos indexados que cotizan en bolsa, también conocidos como ETF.

Son cada vez más populares en Alemania. Según las Islas Vírgenes Británicas, estos productos, que sólo aparecieron en el mercado alemán a principios de siglo, ya contienen el 15 por ciento de todos los ahorros que los inversores tienen en los fondos de valores públicos.

Esto significa que Alemania ya está operando a nivel estadounidense, aunque los inversores han podido comprar los productos allí durante muchos años más. En el resto de Europa, la participación de la ETF es del 7%.

Con los fondos de índice, ningún gestor decide qué valores se compran o venden. El fondo mapea obstinadamente un índice de uno a uno. Si, por ejemplo, el Dax cambia, la composición del fondo también cambia. Por eso, a diferencia de los fondos activos con gestores, los fondos indexados también se denominan fondos pasivos.

La industria quiere sumar puntos con un rendimiento extra

El simple control hace que los ETFs sean mucho más baratos de gestionar. Los fondos pasivos en los principales índices sólo cuestan una décima parte de la contrapartida activa.

La impresión de que los fondos activos son demasiado caros, los jueces trataron de dispersarlos. “No creemos que nuestros precios sean muy altos”, dijo. En contraste con los fondos indexados, un ahorrador de fondos recibe al menos la oportunidad de vencer al mercado en su conjunto a través del proceso de selección de acciones más complejo. En el caso de los ETF, desde el principio está claro que no se puede lograr más que el cambio de índice para el inversor.

Con el argumento del aumento de la producción, la industria quiere defenderse contra los esfuerzos políticos para imponer precios más bajos para todos los productos. No será una tarea fácil, ya que es probable que en Bruselas también se conozcan estudios científicos, lo que demuestra que incluso los gestores de fondos activos rara vez consiguen superar el índice de referencia en la práctica, y mucho menos durante varios años.

La Comisión de la UE ha anunciado que revisará los costes de todo tipo de productos de inversión. Empecemos con los fondos de inversión. El juez considera que una intervención es cuestionable desde un punto de vista normativo. “Los precios deben encontrarse libremente en el mercado”, dijo. Además, no es necesario.

El sector de las inversiones se considera un rezago digital

Las nuevas normas de transparencia, que han estado en vigor desde principios de año, establecen que un inversor debe tener todos los costes listados antes de comprar un valor, tanto en porcentaje del importe invertido como en euros. De esta manera, debería poder comparar las tarifas más fácilmente. Las nuevas normas garantizarán que los precios bajen”, afirmó Richter con convicción.

Además de la competencia de los fondos del índice de bajo costo y las nuevas regulaciones, hay otro desarrollo que podría llevar a tarifas más bajas. Estamos hablando de digitalización. Hasta ahora, el sector de las inversiones se ha considerado un sector rezagado en este ámbito.

Hasta ahora, los nuevos enfoques han sido aportados principalmente por empresas jóvenes que quieren facilitar, agilizar y, en última instancia, abaratar la inversión de dinero con un gestor de activos digitales, el denominado asesor robótico, tanto si tiene éxito como si no, esto sólo se hará patente en el futuro.

Las comisiones se pagan a lo largo de todo el mandato

Hasta ahora, el rendimiento de los robots sólo ha demostrado cómo se mueven durante períodos de recuperación en los mercados bursátiles. La prueba de crisis sigue pendiente.

El comportamiento de los inversores podría frenar la caída de los precios. La mayoría de las participaciones del fondo alemán se siguen comprando después de hablar con un consultor, y este último, más concretamente su empleador, recibe una comisión de la empresa del fondo.

Esto fluye no sólo directamente al final del curso, sino también año tras año. También es parte de los honorarios que cada ahorrador tiene que pagar.